fbpx

Costa Rica incentiva la residencia de jubilados e inversionistas extranjeros

El Gobierno de Costa Rica firmó una ley que reduce a $ 150.000 el monto que deben inyectar los jubilados e inversionistas extranjeros al sistema financiero para residir en el país, una medida que busca estimular su economía golpeada por la pandemia.

“Lo que logra esta ley es crear las condiciones para que estas personas puedan venir al país, traer sus inversiones y podamos generar empleo. Es un paso más en la dirección de la recuperación, que todos debemos seguir impulsando en el país ”, dijo el presidente, Carlos Alvarado.

Con esta legislación, quien desee optar por una residencia temporal como inversionista o jubilado, deberá demostrar a Migración una inyección de capital mínima de $ 150.000 en inmuebles, activos registrables, acciones, valores, proyectos productivos o proyectos de interés nacional. Anteriormente, la cantidad era de $ 200.000.

“Esta ley permitirá crear una disminución del 25% en la inversión para que a una persona extranjera se le otorgue la categoría de residente como inversionista, incluidos sus dependientes”, dijo el ministro de Turismo, Gustavo Segura, también presente en la firma del proyecto.

“De esta manera, se pretende producir una necesaria revitalización de la economía y una recuperación de los niveles de inversión extranjera de hace una década”, agregó Segura.

La inversión extranjera representaba el 7,8% del PIB hasta antes de la pandemia, pero hoy representa apenas el 3,5%, según el propio ministerio.

“Este es uno de los frentes más relevantes para atraer inversiones y generar turismo” entre los jubilados que “eligen Costa Rica como lugar de retiro y descanso gracias a la diversidad de atractivos naturales y las condiciones ambientales y sociales que ofrece”, concluyó Segura. .

Según la nueva norma, aquellos inversionistas extranjeros, rentistas o jubilados “que opten por dichos beneficios durante los primeros cinco años de la ley, los mantendrán por un período de 10 años a partir de la fecha en que fueron otorgados”.

Además, la ley incluye otras ventajas, como la exención total del impuesto a la renta sobre los montos declarados para ingresar al país y el 20% en transmisiones de inmuebles, entre otras.